Nuestro Blog

Entérate con Torres Guarín

Maneras tontas de morir, ¿qué tan seguro estás?

Sí, a cualquiera le puede pasar. Diferentes circunstancias e historias del día a día nos enseñan qué tan frágil es el hombre en cualquier situación, ¿pero de qué depende que una historia se vuelva tragedia?, ¿suerte? ¿seguridad? ¿precaución? Conoce aquí más sobre las maneras tontas de morir.

 Al hablar del tema en particular, en lo primero que podemos pensar es en el programa de televisión “1000 maneras de morir” que empezó a emitirse para el año 2008 en el canal norteamericano Spike Tv, y que después tuvo éxito en Discovery Channel para América Latina. Aquí, en medio de risas y sorpresas, el público logró interiorizar la fragilidad de la vida, con las muertes más sorprendentes y curiosas, como la que causó una picadura de un mosquito a un político, o la de la ingesta de una medusa por una joven en Australia.

 Este tipo de iniciativas, aparte de entretener, logran el objetivo de concientizar sobre las maneras tontas de morir y lo fácil que se puede caer en ellas; el Premio Darwin (en honor al creador de la teoría de la Selección Natural) y el famoso comercial australiano Drumb ways to die, también han logrado la misma finalidad; el primero premia las maneras más tontas de morir del año, y la segunda muestra de una forma graciosa y pegadiza, lo propensos que estamos a la muerte, por cosas tan simples como escuchar música esperando el metro, u otras más atrevidas, como molestar a un oso.

 Aunque existen pocas cifras sobre cuáles son las maneras tontas de morir más repetitivas, es un hecho de que la tecnología nos ha vuelto un poco más propensos, ¿por qué? Entre el 2014-2015, 43 personas perdieron la vida intentando tomarse una selfie. Capturar el momento en el que estás jugando con un arma, o una foto en donde demuestres que no le tienes miedo a las alturas, ni a animales peligrosos; son algunos de los casos que forman parte de la cifra, en donde India y Rusia encabezan la lista de países con más víctimas a causa de una selfie “peligrosa”.

Muchas veces la rutina del día nos pone en diferentes circunstancias, que por muy mínimas e inofensivas que se vean, pueden traer un enorme riesgo o hasta la muerte. Este tipo de situaciones son las que permiten entender mejor que la precaución y la seguridad, son los principios de una vida plena, y es ahí donde somos tus mejores aliados.